Novedades

Reseñas

Artículos

Proyectos Bookhunters

Comparte en:
Busco en mi memoria algún recuerdo que me de señales, busco algún indicio de lo que se avecinaba, quizás se veía venir; la verdad es que no lo sé y creo que no lo sabré jamás, errores, malas decisiones sumado a que cada uno iba por su camino.

Los retos en el trabajo aumentaban, me volví obsesiva al igual que tu los únicos detalles que estaban presentes en nuestra relación era la dedicación con la cual planeábamos nuestras reuniones diarias.

Entre reunión y reunión se me pasaba el tiempo, se nos pasaba el tiempo, siento que envejecí casi el triple en los últimos seis meses; seis meses en los que te veía dormir, siempre llegaba tarde algunos días te ibas antes, estaba tan preocupada por cumplir en el trabajo que era poco el tiempo en el que estábamos juntos.

La casa se ha vuelto inmensa es como si cada parte de ella se hubiese multiplicado en partes infinitas; entrar a tu despacho y organizar tus cosas es la tarea que encabeza mi lista de pendientes. La verdad es que espero no tener que hacerlo; espero que llegues y me sonrías, que cenemos juntos; espero terminar mis proyectos en mi trabajo para tener tiempo.

Espero tanto que ya no se que esperar, que ilógico cierto, pronto será un mes y aún no entiendo lo que dicen los doctores, ya no puedo quedarme en tu compañía incluso he buscado información para tratar de entender que es lo que te paso.

Me culpo es inevitable no hacerlo, descuide nuestra relación; si no me hubiese quedado planificando en la oficina no habría llegado tarde a nuestra cena de aniversario iba en camino a nuestra reserva cuando recibí la llamada de emergencias, mi corazón dejo de latir me informaron de lo que sucedió, corrí por la calle ni siquiera pensé en subir al auto, simplemente corrí supongo que parecía loca; tenías razón cuando me decías que la locura que me negaba a aceptar saldría a la luz, esa faceta cada día esta más presente la organizada ha dejado de existir, o quizás aún está ahí solo que escondida, la parte consciente de mí solo se enfoca en esperar.

La tristeza está dando paso a la rabia, a la impotencia vivo en una montaña rusa emocional siento lástima por mí por no ser tan fuerte como lo creía.
Me han preguntado si he pensado en desconectarte no entienden que yo no puedo decidir, nos queda una vida por delante; nos quedan planes.

Como es que cambió todo; como fue que aquella mañana no me despedi de ti, iba retrasada iba pensando en tantas cosas que no me detuve por un beso, ni a desearte suerte en la presentación; recuerdo que nos escribimos mensajes durante el día para ponernos de acuerdo en la cena y ni siquiera nos hablamos, hoy marco tu número solo para escuchar tu voz en el buzón.

Siento que he leído tantos libros de autoayuda que podría escribir uno quizás eso debería hacer; el primer paso de miles, comenzar a escribir nuestra historia aunque no creo que le ayude a nadie, tu ahí en la cama (en coma) y yo aquí divagando mala idea ya ni siquiera se que hacer.

Lo único que tengo claro es que si todo fuera diferente, cada día te despertaría con un beso, llegaría antes hasta te iría a buscar. Hoy se que no te demostré como es debido lo inmenso que es el amor que te tengo.

-Ustedes no esperen al mañana, aprovechen el ahora, una sonrisa, un beso un abrazo, no dejen morir al amor-

Yo no te dejaré morir...









«
Next

Entrada más reciente

»
Previous

Entrada antigua


No hay comentarios:

Leave a Reply