Novedades

Reseñas

Artículos

Proyectos Bookhunters

/ / / / El lenguaje de la vida

Comparte en:




El lenguaje de la vida









Tras un periodo de ausencia he regresado para continuar esta serie de ensayos desde el punto en que los dejé, la vida.


Mencioné que hablar de la vida es algo complejo, es un concepto que obligatoriamente es holística, una definición no solo dentro del marco de la biología como algunos (la mayoría) quisieran construir, y es por ello que partiré en este ensayo desde un campo que para algunos probablemente les resulte algo extraño, la lingüistica.


Para unir la idea de la vida con el campo de la lingüistica es necesario abordar algunas ideas, por lo que comenzaré con éstas. La comunicación es un fenómeno, un evento, un hecho, que se puede observar en cualquier entidad, en algunos es consciente en otras pareciese que no (en ensayos después procuraré hablar de la mente y conciencia); la comunicación es la interpretación o el dar significado a un mensaje enviado entre dos o más sujetos, vemos comunicación entre animales, plantas, porque no, podríamos decir que entre la Tierra y los seres que habitan en ella. Para lograr esta comunicación hemos optado por generar lenguajes, o el lenguaje, que es un cumulo de morfemas y reglas semánticas, mediante este es relativamente más sencillo transmitir información en forma de mensajes, si es que conocemos el lenguaje en el que fue emitido.


Desde niños hemos aprendido que la comunicación necesita un emisor, un receptor, un mensaje que se transmite por un canal, la interpretación del mensaje que se puede imaginar como una idea, o la convertimos en una idea para con ello poder continuar el proceso de la comunicación.


Tras tener presentes estas ideas podemos comenzar a hablar del lenguaje de la vida. El ADN es una cadena de elementos llamados nucleótidos que almacena la información necesaria para el desarrollo de un organismo, estos nucleótidos hemos pasado a representarlos con las letras A, T, C, G (Adenina, Timina, Citosina, Guanina) por lo que tenemos como resultado de esta representación una cadena de letras inmensa, la cual es claramente un mensaje, que al ser interpretada se convierte en una idea llamada sre vivo, organismo.


Si el ADN completo es un mensaje, puede ser llamado también como genoma, entonces el mensaje puede estar escrito por reglas semánticas y construido de morfemas (palabras) por lo que inferir o hipotetizar la existencia de un lenguaje, es decir, los genomas podían estar escritos con el lenguaje de la vida. La genómica busca entender la estructura de este lenguaje, encontrar las reglas ortográficas, de gramática, las clases gramaticales, para ver si en algún momento es posible crear un mensaje, es decir, un organismo.


Hemos observado en nuestro lenguaje que cambia, se modifica, es dinámico, debe ser claro que lo mismo sucede con el lenguaje de la vida, a este dinamismo del lenguaje de la vida es a lo que llamamos evolución, la variación de las especies es por el evento de que los genomas (mensajes) han variado y con ello mensajes distintos son transmitidos, es decir, organismos distintos son desarrollados.


La evolución puede considerarse como un evento aleatorio, dado que para hacer un mensaje distinto basta con cambiar tan solo una letra, o quitarla, o agregarla, imagina si fuera más de una, estos cambios pueden ser como ya mencioné, aleatorios o  por fenómenos naturales; estos cambios realizados a nivel genotípico (así se conoce a este nivel) son las que llamamos sustituciones, delaciones e inserciones, estos se ven representados o reflejados tras una gran cantidad o largo tiempo en la evolución fenotípica (la evolución de forma como la que observamos o aprendimos en la escuela); los cambios sobreviven por la selección natural, es decir, que si la mutación es benéfica sobrevive sino desaparece, muere, no se repite.

Esta manera de entender la vida y la evolución nos deja algunas interrogantes: el lenguaje de la vida, ¿cómo se generó?, ¿cómo evoluciona el lenguaje?, ¿es solo un lenguaje cambiante o varios que se han unido?


En el siguiente ensayo profundizaré más acerca de la evolución, el dualismo de la evolución (genotípica y fenotípica) y también abordaré la idea de que la evolución ya no solo es un proceso biológico, sino que ha tomado otro camino, uno dirigido por nosotros, los seres humanos.



Mentat
«
Next

Entrada más reciente

»
Previous

Entrada antigua


No hay comentarios:

Leave a Reply