Novedades

Reseñas

Artículos

Proyectos Bookhunters

/ / / / / / / / ¿Qué nos provoca el mentir?

Comparte en:
   ¿Qué nos provoca el mentir?




Según una investigación de la Universidad de Amsterdam se detalla que la oxitocina, es un neurotransmisor que facilita la comunicación entre las células nerviosas y anula un poco de la bonhomía, es decir de bondad o sencillez. La también llamada la hormona del amor te hace mentir.

Pero, ¿nos provoca algo el mentir? ¿Genera alguna sensación?

Hasta ahora no podemos saber con ciencia cierta qué sentimiento nos provoca el mentir, pero podemos deducirlo hablando un poco de los mentirosos naturales, mitómanos, sociópatas y psicópatas. Los peores enemigos de un cazador de mentiras.

Estas personas llegan a experimentar un deleite por embaucar a alguien, para ellos es todo un placer el poder mentirle a alguien que cree un reto para ellos. A diferencia del mitómano que es un trastorno psicológico que consiste en mentir de manera compulsiva y patológica falseando su realidad para hacerla más soportable e incluso pueden tener una imagen distorsionada de sí mismos.

La mentira puede ser un logro que genera sensación gratificante a quien la fabrica o incluso puede generar entusiasmo cuando el éxito no está asegurado. Luego puede generar alivio o placer, o bien cierto orgullo por lo que se logra.

En el caso de los mentirosos patológicos, saben que están faltando a la verdad pero no pueden controlar su conducta.

También se conocen otros sentimientos como el temor, el temor a ser atrapados en este caso a las personas con una nula facilidad para mentir.

 "Mientras mayor sea lo que está en juego durante una mentira mayor será el temor a ser detectados."

Y por último el sentimiento de culpa por engañar, este último se refiere a la manera de sentirse respecto a las mentiras que se han dicho. Suele experimentarse en las personas que no están acostumbradas a mentir o creen que las mentiras son terribles y no deben realizarse. 

La culpa puede experimentarse en la mayoría de personas, ya que es un sentimiento provocado por el simple hecho de no decir la verdad. Así mismo como la vergüenza que crea al ser descubiertos.

Hasta ahora ya vamos aprendiendo un poco más sobre lo que nos provoca el mentir, pero


¿Seremos mentirosos por naturaleza o en algún momento aprendemos a hacerlo?



Próximo #ViernesDeTodo lo descubriremos.       SergioM
«
Next

Entrada más reciente

»
Previous

Entrada antigua


No hay comentarios:

Leave a Reply